General

Investigan a los proveedores de Internet que alteran la velocidad

velocidad de internet y netflix

La cosa se está poniendo seria entre la lucha por la neutralidad de la red y las limitaciones que algunos proveedores de Internet parecen estar poniendo a la velocidad de Internet según el servicio que sea. Las autoridades de EEUU están revisando los acuerdos entre empresas como Netflix, Verizon, Comcast y otros proveedores de contenidos en Internet para tratar de determinar si están provocando lentitud en la velocidad de descarga para algunos de los usuarios de las redes. Especialmente en contenidos de vídeo a través de streaming.

Después de recibir repetidas quejas de los consumidores la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) sobre la batalla entre Netflix y diferentes proveedores de servicio de Internet americanos, la cuestión está generando tensiones, ya que ambas partes se acusan de forma mutua de provocar la diminución de la velocidad de los servicios de Internet según el modo en el que se recibe le tráfico. Continue Reading

Cuándo saber que es hora de dar el salto al Cloud

cuando saltar a la nube

Muchas empresas y usuarios piensan que uno de los principales beneficios de empezar a utilizar el Cloud en nuestros negocios es el importante ahorro económico que ello conlleva. Efectivamente, este es uno de los puntos fuertes de esta tecnología, el poder pagar por los recursos utilizados, pero hay otro de mucho mayor peso y no es otro que el crecimiento y la innovación, características muy atractivas que forman parte del deseo de cualquier empresa.

A pesar de lo mucho que se ha hablado sobre esta tecnología en los últimos años y que cada vez son más las empresas y particulares que apuestan por ellas, aún hay otras que tienen dudas de dar el paso definitivo al cloud computing o simplemente no saben si su negocio requiere de estos servicios.

Continue Reading

IaaS, PaaS y SaaS, ¿cuáles son sus diferencias?

iaas saas paas

No hay duda de que la nube o el “Cloud” está de moda, y que cada vez son más las empresas que apuestan por este tipo de tecnología a la hora de ofrecer sus servicios.

Cuando hablamos de Cloud Computing, siempre se suele hacer referencia a los tres modelos distintos que nos podemos encontrar: IaaS o Infraestructura como servicio, PaaS o Plataforma como servicio y SaaS o Software como servicio, tres modelos de los que se ha hablado mucho en los últimos tiempos pero que tienen importantes diferencias entre sí, características a tener en cuenta cuando nos decidimos por contratar algún servicio basado en la nube.

Una de las diferencias más importantes está en la seguridad utilizada en estos modelos, ya que dependiendo del modelo el tema de la seguridad cambia. En el caso de los servicios IaaS, la seguridad de la infraestructura recae en el proveedor Cloud con el que se haya contratado el servicio, sin embargo el proveedor no es el responsable de los problemas de seguridad que puedan tener las aplicaciones instaladas por el usuario. Por ejemplo, si un usuario contrata una estructura IaaS e instala una aplicación Joomla o WordPress muy antigua con importantes problemas de seguridad, en caso de ser hackeada, es el propio usuario el responsable de solucionar el problema.

En el caso de contratar un servicio basas en SaaS, la cosa cambia, ya que es el proveedor del servicio el encargado de gestionar toda la infraestructura y de poner las medidas necesarias para garantizar la seguridad de la información de sus clientes, es lo que ocurre por ejemplo con la herramienta Dropbox o Google Drive, donde son ellos los que deben proporcionar la seguridad de la información almacenada por los usuarios.

En la imagen que os dejamos a continuación, podéis ver un esquema donde se representa quién es el encargado de gestionar las distintas partes de la infraestructura dependiendo del tipo de Cloud contratado.

modelos-de-nube copia

Además de la seguridad, la ubicación de los servicios de la nube es un factor muy importante a tener en cuenta, ya que dependiendo de donde esté localizada la infraestructura, el tiempo de latencia puede ser mayor o menor, un tiempo que puede afectar a nuestro negocio, y es que está comprobado que un segundo de retraso puede hacer que miles de usuarios dejen de entrar a nuestra aplicación, lo que significa la pérdida de miles de potenciales clientes.

A la hora de desplegar una infraestructura IaaS, se puede optar por un proveedor local para disminuir esta latencia, pero no ocurre lo mismo con los servicios SaaS, ya que en la mayoría de los casos están hospedados en estructuras a miles de kilómetros de distancia.

Si queréis más información al respecto, os invitamos a que visitéis la web de Arsys.