Cloud y las oportunidades de negocio para la cultura

0
497

La octava edición de acens CloudStage trató sobre el impacto y las nuevas oportunidades que ofrece el cloud computing a la industria de la cultura antes un nuevo entorno cambiante en los hábito de consumo social y móvil.

El que ya es uno de los evento de referencia en cloud computing, acens CloudStage (@cloudstage en twitter) reunión en su octava edición a un interesante grupo de expertos en tecnología y también expertos en el mundo de la cultura. “Cloud y Cultura” de la mano de Javier Celaya (@javiercelaya) nos hablo del impacto y las nuevas oportunidades de negocio que la nube ofrece y puede ofrecer a la industria cultural. Javier Celaya es experto en el sector de las nuevas tecnologías y cultura, y socio-fundador del portal cultural Dosdoce.com, co-Director de los Masters de Comunicación Corporativa e Institucional 2.0 y de Edición Digital de la Universidad de Alcalá. Recientemente ha actualizado su libro “La empresa en la web 2.0” (que tengo comprado y en mis lecturas pendientes) y ha colaborado como co-autor en otros, más recientemente en “Cómo la tecnología cambió mi vida”, con prólogo de Eduardo Punset.

Todos sabemos que la industria cultural está viviendo un cambio realmente importante en los hábitos de consumo, y no está sabiendo adaptarse todo lo bien que debería, dando la oportunidad a nuevos jugadores de posicionarse mejor que los gigantes tradicionales que aun dominan o dominaban el sector. Para Javier Celaya “internet transforma todos los procesos de la industria cultural: producción, distribución, consumo y difusión”. El consumo de contenidos digitales va en aumento, el 61% de los españoles escucha música en YouTube y el 39% ve la TV en internet. Además, según Gartner en 2016 un tercio de los contenidos digitales se almacenará en la nube.

“La era digital demanda una industrial digital y está ahí para esas personas que quieran aprovecharla”, advirtió Javier Celaya. El impacto digital en la sociedad abre una oportunidad a las empresas que quieran innovar y emprender nuevos modelos en el sector cultural. Las soluciones en la nube permiten invertir sólo en lo que necesitan sin preocuparse por montar y mantener su infraestructura tecnológica, uno de los principales frenos que impiden avanzar a un sector que en palabras de Celaya “no se caracteriza por su adaptación a las nuevas tecnologías”.

Aunque para Celaya no existe una hoja de ruta clara para seguir si que nos aportó una serie de claves para probar nuevos modelos de negocio:

  1. Los consumidores experimentan un cansancio frente a una oferta cultural rígida, demandando nuevos contenidos. La era digital da acceso a nuevos autores, aparece la autoedición y a nuevos formatos que lleva a la autoría compartida. Estas nuevas formas de trabajo en red y de compartir información son posibles gracias a una nube que proporciona la infraestructura tecnológica y capacidades de almacenamiento cloud en función de la necesidad en cada momento, pero siempre bajo la máxima flexibilidad.
  1. Ruptura de la barrera espacio-temporal en beneficio de una relación directa. Libros con NFC chips, un libro dentro de otro o venta de un libro en una estación de metro con un código QR son hoy una realidad, facilitando gracias a la nube llevar el contenido a cualquier lugar o dispositivo. De hecho, el 38% de los internautas españoles utiliza códigos QR, un 110% más que en el 2011 (18%).
  1. El consumo de contenidos culturales -lectura, música, etc…- deja de ser una actividad solitaria y se convierte en social e interactivaLos sistemas de recomendación se transforman y surgen nuevos modos de descubrir contenidos de interés. Así, el 29% de los lectores descubre nuevos libros vía online, blogs, foros…
  1. La difusión se transforma, cualquier persona se convierte en difusor de contenidos. El futuro es que la información venga a ti en lugar de ir a por ella. Sistemas de recomendación basados en consumo real gracias a tecnologías que analizan la forma, el lenguaje y la estructura de los contenidos. La importancia del análisis de la información o Big Data. Muestra de ello es que las búsquedas a través de dispositivos móviles se han incrementado un 400%.
  1. Pago por servicio más que por contenido. Las empresas tienen que innovar frente a un contenido común accesible desde diferentes sitios, apostar por servicios diferenciadores: sistemas de recomendación personalizados, multiacceso a mis contenidos, historial de compras, archivos de libros, música y películas, biblioteca personal de notas, acceso a clubes de lectura, descuentos en contenidos relacionados con mis intereses… En el sector del libro las editoriales de tamaño medio condensan la mayor parte de la edición digital -algo más del 46% de los títulos digitales procede de estas empresas-, seguidas por las pequeñas (25,4%) y las grandes (22,2%) según el último informe del Observatorio del libro publicado en marzo de 2012 por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
  1. En el sector cultural la demanda era impredecible pero hoy las nuevas herramientas permiten predecir comportamientos del consumidor. El editor no cuenta únicamente con la cifra de ventas que proporciona el modelo de negocio tradicional sino que puede conocer por ejemplo los hábitos de los lectores en dispositivos móviles para predecir el momento futuro de compra y el producto más adecuado. Estamos en un sector –la cultura- que supone el 4% del PIB y emplea a 600.000 personas en España.

También os dejamos el vídeo grabado por la televisión online acens.tv a Javier Celaya:

Fuente: Nota de prensa acens

Dejar respuesta