Empresas de cloud computing afirman que la legislación española no favorece la "nube"

La creciente evolución de centros de datos para el alojamiento de servidores dedicados para dar servicios en la nube está haciendo que la demanda de más consumo de energía aumente de forma notable. El coste energético es un factor muy importante en las cuentas de las empresas de este sector.

Los diferentes CEOs de empresas españolas (stackscale, acens, arsys, telefónica, …) que están apostando por el cloud computing están de acuerdo en que el  alto precio de la energía penaliza al sector, unido a que la autoridades en lugar de apoyar la evolución de esta industria para competir en el mercado global están pensando de que forma grabar con tasas especiales por el uso intensivo de energía que realizan. Se debería tener en valor que las empresas de servicios Cloud tienen un claro objetivo que favorece el menor consumo de energía ya que reduce la instalación de servidores físicos para clientes.

Entre las cifras del sector en España, Arsys afirma que esta evolución a la nube ha supuesto un ahorro de 10 millones de euros en dos años, 900 servidores menos y que el 40% de nuevo negocio proceda del Cloud Computing. Según fuentes de otras empresas de Cloud la evolución de servicios SaaS está desplazando el uso de soluciones estándar hacia las soluciones con virtualización en la nube.

Gracias la evangelización que están realizando empresas internacionales como Amazon, Azure, Stackscale y Google son los usuarios particulares y pymes los primeros que han entendido las facilidades que ofrecen los servicios cloud, incluyéndolos en su día a día personal y de negocios. Ahora le toca el turno a medianas y grandes empresas que ya están acelerando la adopción de las posibilidades que aporta el levantar sus infraestructuras sobre la nube, ya sea externalizando su centro de datos, o bien buscando soluciones de cloud público, cloud privado y sobre todo soluciones mixtas de cloud híbrido para combinar lo mejor de ambas soluciones.

Dejar respuesta